Declaraciones de Rosario Vicepresidenta de Nicaragua en Edición Especial de Domingo ante los Medios del Poder Ciudadano. 19 de Abril del 2020:

Buenas tardes, Compañera; buenas tardes Compañ[email protected] que trabajamos al servicio de nuestro Pueblo, en nuestra Nicaragua Bendita, Amorosa, Siempre Libre, desde los Medios de Comunicación.
Compañ[email protected], hoy, Domingo 19 de Abril, és el Día de la Divina Misericordia, y queremos, con Darío, hablar, pensar, sentir, y decir, en nombre de la Misericordia, que aquí
pasó una piedra que lanzó una honda;
que pasó una flecha que aguzó un violento.
Y la piedra de la honda fue a la onda,
y la flecha del odio se fue al viento.

La virtud está en ser tranquilo y fuerte;
con el fuego interior todo se abrasa;
se triunfa del rencor y de la muerte,
y hacia Belén... ¡la caravana pasa!

Rubén Darío
Nuestro Gran Rubén Darío, Don de Dios, nos habla de la Misericordia en ese Poema Magnífico que [email protected] aprendemos desde Niñ@s : Cantos de Vida, Cantos de Esperanza !

Hoy, Día de la Divina Misericordia... En primer lugar, al final de estas Palabras vamos a citar nuevamente las extraordinarias Palabras del Santo Padre, el extraordinario Mensaje que nos da en la Fiesta de la Divina Misericordia, donde nos habla del riesgo de que nos golpee un virus todavía peor : El del egoísmo indiferente. Nos habla del egoísmo y nos habla de ser [email protected], como [email protected] [email protected]
“La Primera Comunidad Cristiana, dice el Santo Padre, que se describe en el Libro de los Hechos de los Apóstoles, había recibido Misericordia y vivía con Misericordia : Los creyentes vivían todos unidos y tenían todo en común; vendía posesiones y bienes, y lo repartían entre todos, según la necesidad de cada uno”... “Esto no es ideología, es Cristianismo”, dice el Santo Padre.

Hoy, Día de la Divina Misericordia, vivimos el Cristianismo, queremos vivir el Cristianismo en el Mundo, todos [email protected], alrededor del Bien Común, repartiendo todo entre [email protected], según la necesidad de cada [email protected] Eso és vivir con Misericordia. Haber recibido Misericordia, saberla agradecer, y vivir con Misericordia, no es Ideología, dice el Santo Padre, es Cristianismo.

Estamos [email protected] de que el Nombre de Dios és Misericordia, así lo dijo el Santo Padre y así lo vivimos. Con Pasión, con Solidaridad, así és como queremos ir Adelante, en esta Nicaragua Bendita, esta nuestra Nicaragua Siempre Libre, Siempre de Paz y Bien.

Agradecemos todas las Señales del Cielo, que nos marcan Caminos de Esperanza, de Amor, Amor Fraternal. De Cristianismo : Compartiendo, conviviendo, compartiendo, sin indiferencia, sin egoísmo... Bien Común !

Queremos saludarnos [email protected] con inmenso Cariño, desde la Fé que sabemos cultivar, que crece en nuestros Corazones de Familias Cristianas, esa Fé que en nuestra Nicaragua és Cultura, és Tradición, és Familia, porque és en la Familia, en los Hogares, donde nacemos, crecemos y aprendemos a vivir con el Aliento Supremo de la Confianza en Dios.

Desde Niñ@s, en la Escuela insustituible de nuestros Hogares, de nuestras Familias, de nuestras Comunidades, aprendemos a rezar, según nuestro Modelo de Fé. Como Cató[email protected], rezamos el Rosario, como [email protected], leemos La Biblia, y dejamos que la Mano de Dios, con sus Caminos Misteriosos, la Sabiduría Suprema de Dios nos guíe y fortalezca, en este vivir, que és un Combate y una Gloria, como dice nuestro Rubén.

Desde Niñ@s aprendimos y aprendemos Caridad, Compasión Cristiana, Misericordia... Desde Niñ@s aprendimos a nunca ser indiferentes. Todo lo contrario, aprendimos a descubrir el Sentido de la Vida : Dar ! Alegrarnos dando, y recibir la Alegría de dar, y redescubrir ese Sentido de Generosidad, de Bondad, de Solidaridad, de Buen Corazón, de Buena Esperanza, cada día invocando al Señor, a Jesucristo Nuestro Príncipe, a Nuestra Madre María, los Cató[email protected], y a todos nuestros Santos. Invocarles para que los Milagros del Cariño, de esa Misericordia Divina, nos hagan, porque nos hacen, mejores.

Desde Niñ@s nos enseñaron y aprendimos a apartar los enojos, las diferencias, y buscar la Concordia. En la Casa, en la Familia, en el Vecindario, en la Escuela, en la Comunidad, en el Barrio, entre los Amigos, Amigas... Buscar la Concordia. Juntarnos. Decíamos : “Me junto, o no me junto con vos”... Juntarnos, acercarnos, acercarnos siempre, como [email protected]

Desde Niñ@s tratamos de aprender a ser [email protected] Decíamos : Ser Buena Gente, ser [email protected], ser [email protected] [email protected], sabemos ahora, en el Nombre de Dios.

Y en estos Tiempos que transitamos, siempre procurando aprender con Humildad, este Día de la Divina Misericordia és de grandísima importancia, para aprender, para seguir aprendiendo. Aprender qué és el Perdón, aprender qué és la Reconciliación, aprender qué és la Unidad por el Bien Común, aprender qué és No Repetición, aprender qué és abrir el Corazón a las necesidades de [email protected], y de cada [email protected] La Misericordia que debe desplazar el egoísmo. La indiferencia, desplazarla !

La Misericordia no conoce de odios, ni rencores... La Misericordia és el Amor Infinito de Dios, que sabemos ver desde nuestra condición, desde nuestra fragilidad Humana. El Amor Infinito de Dios, que sabemos ver, que sabemos encontrar, incorporando precisamente a nuestra Existencia, la Conciencia de fragilidad, y el Reconocimiento del Gran Poder de Dios que se manifiesta en esa Fortaleza que nos da cada día, para caminar, para seguir caminando.

Se necesita Gran Fortaleza, la Virtud, como dice Darío, de ser tranquilo y fuerte; la Virtud del fuego interior, el Alma, el Espíritu, que con ese fuego todo se abrasa; y se triunfa del rencor y de la muerte. Vernos desde esa Gran Fuerza de Carácter que debemos adquirir a través de la Misericordia, vernos, [email protected] a [email protected], como [email protected], como Familia, [email protected] por la Fé y la Esperanza que nos ilumina y que nunca declina. [email protected] como [email protected] !

En este Domingo de Divina Misericordia, agradecemos a Dios por nuestras Vidas, por nuestra Salud, por la valentía con la que hemos aprendido y vamos aprendiendo a ir Adelante, siempre en el Nombre Poderoso de Nuestro Señor Jesús !

En este Día de Divina Misericordia, nuestro Abrazo, nuestro Saludo Solidario, a todas las Familias en nuestra Nicaragua, a todas las Mujeres y Varones, de todas las Edades, a toda la Juventud, a todos los Niños y Niñas, que reconocemos a Dios, a Jesucristo, Su Único Hijo, los Cató[email protected], a Nuestra Madre María, como la Llama Sagrada, como la Energía Vigorosa que moviliza nuestras Vidas, nuestro Trabajo Creador, nuestros Empeños, nuestras Aspiraciones, nuestros Sueños.

Hoy, Domingo 19 de Abril, agradecemos incansablemente, infatigablemente, a Dios, clamamos a Dios... Gloria a Dios ! Porque el Ministerio de Salud nos reporta que no tenemos otros casos, más allá del Hermano de 59 años, contacto con otras nacionalidades, que hemos reportado ya desde hace varios días, y que se encuentra en recuperación.

Ayer teníamos 11 Personas en seguimiento responsable y cuidadoso. Han cumplido el periodo reglamentario, 4 de ellas, hoy pasan a resguardo domiciliar... Y quedan 7, a los que se sumaron hoy 5 más, para ese Monitoreo, ese Cuido Respetuoso, Responsable y Permanente. Alcanzado 12, en ese régimen de Cuido y Monitoreo Respetuoso, Responsable y Permanente.

No tenemos transmisión local comunitaria, Gracias a Dios. Y seguimos trabajando en la Prevención y en la Atención a todo nuestro Pueblo, a todas las Familias, a todas las Personas que están dentro de este grupo de 12, que estamos monitoreando permanentemente. Pero el Monitoreo és permanente en todo el País, a través de nuestro Sistema de Presencia Directa, Familiar y Comunitario, de Salud, de nuestros Brigadistas de Salud, de nuestras Redes Comunitarias de Salud, que ya al día de hoy hemos realizado 3 millones y medio de visitas en la Tercera Jornada que nos lleva de casa en casa, orando [email protected], clamando a Dios [email protected], cuidándonos [email protected] En el Nombre Poderoso de Jesús, seguimos trabajando !
Compañ[email protected], en esta Misión de Vida, Salud y Fuerza, con la que el Señor nos bendice, Bendición Potente de Nuestro Señor, mañana iniciamos la Jornada Nacional de Vacunación; casi 2 millones de dosis de vacunas de protección contra Polio, Difteria, Tétanos, Hepatitis B, Tos Ferina, Haemophilus, Influenza Tipo B, Neumococo, Rotavirus, Sarampión, Rubeola, Parotiditis o Topa, e Influenza, llegando hasta el Domingo 3 de Mayo, Día de la Santa Cruz.

Se brindarán además, un millón 112,548 dosis de Vitamina A, a Niñ@s de 6 meses a 8 años, y desparasitante a un millón 573,519 Niñ@s de 1 a 12 años. Mañana, lanzamiento de esta Jornada Nacional para la Vida, para la Protección de la Salud, para darnos a [email protected] más Fortaleza, en el Nombre de Dios !

También mañana, Semana que se abre para el Reforzamiento y la Actualización de Conocimientos en todo el Sistema de Educación, en todas las Modalidades de Educación... Gracias al Señor !

Anoche vivimos un evento que podría haber sido catastrófico. Fue en ese inmenso, esa Ciudad que se llama Mercado Oriental, Centro de Trabajo Honrado y de Vida de tantos miles de Comerciantes, Honrados, Eficientes, Eficaces, [email protected], de nuestra Nicaragua, porque de todos lados llegan : [email protected] a comprar, [email protected] a vender; [email protected] a abastecerse para abastecer sus ventas en otros Municipios.

Allí se nos dio un incendio anoche. Con la Protección de Dios... Cuánto se reza en el Mercado Oriental ! Sabemos cómo invocan a Dios, [email protected], Cató[email protected], permanentemente, [email protected] Comerciantes del Mercado... Y con la Protección de Dios, que siempre escucha y que siempre nos da la Mano, y en nuestro Modelo de Unidad de [email protected], por el Bien de [email protected], ese incendio que ya sabemos se produjo por un corto circuito, porque se hizo el peritaje esta mañana, de Bomberos Unificados y de Especialistas de la Policía Nacional, se pudo apagar rápidamente.

Participaron en la atención y solución de este incendio, desde el SINAPRED, la Defensa Civil, del Ejército de Nicaragua, nuestra Policía Nacional, ENACAL, ENATREL, Alcaldía de Managua, COMMEMA, el Ministerio de Salud, la Cruz Roja Nicaragüense, los Bomberos Unificados del Ministerio de Gobernación, y los Brigadistas Voluntarios de la Asociación de Comerciantes.

Utilizaron 50 cisternas y vehículos de las Instituciones. Se controló el fuego, no hubo propagación, alrededor de las 9 de la noche.

Se quemaron tramos humildes. Según el Reporte del Ministerio de Gobernación, fueron 18 tramos, construidos de madera y zinc, que esta mañana y tarde se procede a limpiar los lugares donde estaban estos tramos, para mañana también hacer Reuniones con [email protected] Comerciantes [email protected], desde la Alcaldía de Managua, en nuestro Modelo de Atención Solidaria.

Todo el trabajo que realizamos, lo hacemos en el Nombre de Jesús, en Fraternidad Cristiana, en Solidaridad Cristiana, sin egoísmos, sin indiferencias... Y, todo nuestro trabajo, Gracias a Dios, Gracias a Dios, se mueve alrededor del Bien Común !

Hoy Domingo, de Misericordia Divina, nuestro País está en calma, nos reporta nuestro Ejército, nuestra Policía, el Ministerio de Gobernación. [email protected] Las Familias disfrutando de nuestras Tradiciones Hogareñas, Culturales, Religiosas; [email protected] Jóvenes, del Deporte. También la Economía Familiar en movimiento, las Ferias, el Descanso por supuesto, en todo el País. Unión Familiar, Familia y Comunidad... [email protected] ! Trabajando para prosperar, descansando también, y en Victorias de la Fé y la Hermandad !

El Sistema Penitenciario Nacional y la Policía Nacional desde del Sistema de Celdas Preventivas, nos reportan también, Gracias a Dios, normalidad, cumplimiento de Medidas, visitas familiares, según Programa; Misas esta mañana, Cultos de Oración también esta mañana, por Video-Conferencias, y rigurosas prácticas sanitarias, según lo estipulado.

Queremos, también consignar con tristeza, el fallecimiento la noche de ayer, después de una larga enfermedad, de nuestra Querida Compañera, la Embajadora de Nicaragua hasta el año pasado, ante la Santa Sede, Profesora Esther Carballo Madrigal, a quien hemos querido y admirado mucho. Esther siempre supo ser espontánea, genuina, natural, Digna Representante del Pueblo Nicaragüense, de las Academias Nicaragüenses, como Catedrática Universitaria, y de nuestro Gobierno, allá en la Santa Sede, ante el Santo Padre, ante el Vaticano. A sus hijas, Gabriela y Laura Zepeda Carballo; a sus Hermanos, Monseñor Bismarck, Monseñor Boanerges, a Alberto, a toda la Familia un enorme Abrazo Solidario, con nuestra Admiración, Respeto y Cariño, para Esther, y para toda esa Gran Familia.

Otra vez, hoy Domingo de Misericordia en particular, con Amor y Esperanza, con Solidaridad Infinita, saludamos a las Familias, a los Pueblos, a los Gobiernos del Mundo. Vivimos este Día que és Especial, Segundo Domingo de Pascua dedicado a la Divina Misericordia, ansiando ese Tiempo que nos anuncia el Santo Padre : “El Tiempo de eliminar las desigualdades, de reparar la injusticia que afecta de raíz la salud de toda la Humanidad”.

Y voy a concluir, precisamente, con las Palabras del Santo Padre, que nos llama a conocer, a vivir la Misericordia, a descubrir, en la Confesión de Fé más sencilla y hermosa, la de Santo Tomás, ¡Señor Mío y Dios Mío!, a nuestra Humanidad Frágil, pero que tiene a Dios siempre pendiente como Padre, a Jesús siempre pendiente como Rey del Amor, de la Paz.
“En la prueba que estamos atravesando”, dice el Santo Padre, “también nosotros, como Tomás, con nuestros temores y nuestras dudas, nos reconocemos frágiles. Y necesitamos al Señor, que en nosotros, más allá de nuestra fragilidad, una belleza perdurable. Con el Señor descubrimos que somos [email protected] en nuestra debilidad, nos damos cuenta de que somos cristales hermosísimos, frágiles y preciosos al mismo tiempo.

“Ahora, mientras pensamos”, dice el Santo Padre, “en una lenta y ardua recuperación de la Pandemia, se insinúa justamente este peligro : Que olvidemos al que se quedó atrás. El riesgo es, entonces, que nos golpee un virus todavía peor, el del egoísmo indiferente, que se transmite cuando uno piensa que la Vida mejora” si nos va mejor a cada [email protected] en particular... “Si me va mejor a mí”, dice el Santo Padre.

“Se puede partir de esta idea, y se puede hasta llegar a seleccionar a las personas, descartar a los Pobres y sacrificar en el altar del progreso al que se ha quedado atrás...”

Y “esta Pandemia nos recuerda que no hay diferencias, que no hay fronteras entre los que sufren : Todos somos frágiles, pero todos somos iguales y valiosos. Que lo que está pasando, dice el Santo Padre, nos sacuda a todos por dentro. Es tiempo de eliminar las desigualdades, es tiempo de reparar la injusticia que mina de raíz la Salud de toda la Humanidad”.

“Aprendamos de la Primera Comunidad Cristiana... Vivía con Misericordia, porque había recibido Misericordia : Los Creyentes vivían todos unidos y tenían todo en común; vendían posesiones y bienes y los repartían entre todos, según la necesidad de cada uno”. “No es ideología, dice el Santo Padre, es Cristianismo”.

Así és. Tenemos que ser, tenemos que vivir, tenemos que comportarnos y conducirnos como [email protected] És nuestro Deber.

El Santo Padre dice : “Después de la Resurrección de Jesús, en esa Comunidad de los primeros Cristianos, uno se había quedado atrás y los otros lo esperaron. Actualmente parece que estamos haciendo lo contrario : una pequeña parte de la Humanidad avanzó, mientras la mayoría se quedó atrás. Y entonces, cada uno individualmente podría decir: ´Son problemas complejos, no me toca a mí ocuparme de los necesitados, son otros los que tienen que hacerse cargo...´. Pero no, “no pensemos solo en nuestros intereses, en intereses particulares. Aprovechemos esta prueba como una oportunidad para preparar el mañana de todos, porque sin una visión de conjunto” una visión de [email protected], para [email protected], “nadie tendrá Futuro”.

“Hoy, el Amor desarmado y desarmante de Jesús resucita el Corazón de los Discípulos. Que también nosotros, como el Apóstol Tomás, acojamos la Misericordia, que es la Salvación del Mundo, y seamos misericordiosos con el que es más débil. Porque sólo así reconstruiremos y construiremos un Mundo Nuevo”.

Qué Lindas Palabras ! Cuánta Enseñanza ! “Aprendamos a vivir como [email protected] [email protected] Aprendamos a dejar de ser egoístas. Aprendamos a dejar de ser indiferentes. Aprendamos, desde el Amor desarmado y desarmante de Jesús, a resucitar desde nuestros Corazones, a acoger la Solidaridad, la Misericordia que és la Salvación del Mundo, y a ser [email protected] con el más débil. Sólo así reconstruiremos un Mundo Mejor”. Gracias por ese enorme Mensaje, Santo Padre.

Paz y Bien ! Paz y Cariño ! Sólo podrá haber un Nuevo Mundo, un Mundo Victorioso, si aprendamos a vivir como [email protected], a compartir, a convivir como [email protected] [email protected], a ser [email protected], a vivir con Amor, a vivir en Paz, a estar [email protected] Sólo así, [email protected], tenemos Futuro.

Gracias, Compañ[email protected] Nuestro Comandante Daniel, abraza a todas las Familias nicaragüenses. Estamos trabajando, seguimos trabajando, con el Orgullo de servirle siempre a este Pueblo Valiente, este Pueblo Noble, este Pueblo Grandioso, que és nuestro Pueblo del que [email protected] somos parte, con Cristo Jesús, sin indiferencias, sin egoísmo, sin rencores. Con Amor, tenemos Esperanza. Con Amor tenemos ese Fuego Interior con el que todo abrasamos; y triunfamos del rencor y de la muerte, y vamos a Belén. Allí nace Cristo Jesús. [email protected] somos Cristo Jesús, [email protected] somos esa caravana que pasa, llena de Amor, llena de Esperanza, [email protected] y Fuertes.

Gracias, Compañ[email protected] Grandes Abrazos, para [email protected] !