Con la meta de asegurar el alimento a la comunidad de los Pocitos, del municipio de León, el Gobierno Central, municipalidad y juventud Sandinista entregarán huertos y viveros para un patio saludable, convirtiendo en los principales protagonistas a los pobladores que habitan en este sector. A las familias de la localidad se les complementara también con capacitación para asegurar una mejor producción.

La colectividad no es un problema en ese sitio, pues las familias del sector se han sembrado alrededor de 7 Bio Jardines por sus propias manos y están dispuestos a asumir con “Responsabilidad Compartida”, para el sustento de su territorio.

Ángel Ramón Pérez, Organizador de Patio Saludable en la Comunidad de los Pocitos, señaló que el proyecto que les trae la Juventud Sandinista y la Escuela Taller, los ha incentivado ha iniciar la producción desde sus patios. “Este programa de huertos y viveros viene a producir alimentos, para tenerlo cerca de nuestros hogares. Tenemos un proyecto de Bio Jardineras, que es el reciclaje del agua sucia, pasa por un método de filtraje y después sale como agua limpia, perfectamente acta para regar las plantas”, agregó.

“El Gobierno Sandinista, es el único que abre puertas en las comunidades y que se ha acercado, para salir adelante, mi compromiso es siempre mantenerme frente de la gente y motivarlos para salir adelante con responsabilidad compartida”, expresó Pérez.

Bruno Muñoz, Coordinador Departamental del Movimiento Ambientalista Guardabarranco, afirmó que es el primer curso que se implementa a las comunidades rurales de la ciudad de León y que están entusiasmados. “Tenemos más de 20 muchachos que quieren comenzar con el curso de producción, sus horas laborales de este curso, será el vivero terminado. El Gobierno no solo está restituyendo derechos, sino que también hace que la comunidad sea protagonista, de este proceso revolucionario”, manifestó Muñoz.

“Dentro de un nuevo proyecto, con una estrategia que tiene el Centro de Formación Profesional (León-INATEC), tenemos la municipalización y los cursos móviles, que son becas, las cuales se están restituyendo derechos a los jóvenes y mujeres del sector rural de parte del Gobierno de reconciliación. No es un obstáculo que estas personas tengan una escolaridad baja, lo único que se quiere, es que tengan la disposición y el deseo de superarse”, indicó Quetzalina Parajón, Directora del Centro de Formación.

Por su parte, Mirna Mayorga, Habitante de la Comunidad de los Pocitos, afirmó que el Gobierno juega un gran papel en conseguir la alimentación de sus niños principalmente. “(El gobierno) nos manda útiles para remodelar las escuelas, también bonos productivos para desarrollar nuestra vida en el campo, nos ha dado bastantes cosas ahora”, afirmó Mayorga.

Muchas personas de esta comunidad, desde jóvenes y ancianos, quieren empezar a trabajar en estos huertos y viveros que les otorgará el Gobierno Sandinista, lo más pronto posible, afirmaron los miembros de la comunidad.