"No se reportan hasta el momento daños graves por sismo de 6,6 grados según sismológico nacional, epicentro en Ometepec, Guerrero", escribió Calderón en su cuenta en Twitter.

En un nuevo informe, el Servicio Geológico de Estados Unidos (USGS) ha revelado que la intensidad del seísmo fue de 7,6 grados en la escala de Richter y el epicentro estaría ubicado en el estado de Oaxaca (suroeste), vecino de Guerrero.

El USGS ha situado el origen del temblor a 17,5 metros de profundidad y a 25 kilómetros al este de Ometepec, 42 kilómetros al norte-noroeste de Pinotepa Nacional, 87 kilómetros al suroeste de Tlaxiaco, 162 kilómetros al oeste-suroestre de Oaxaca y 186 kilómetros al este de la turística ciudad de Acapulco.

El fuerte terremoto también se sintió en la capital mexicana con una intensidad mayor a los seis grados en la escala de Ritcher. "No tenemos daños visibles", ha afirmado el jefe de Gobierno del Distrito Federal, Marcelo Ebrard, en su cuenta en Twitter, tras realizar un sobrevuelo por Ciudad de México.

"Servicios estratégicos funcionando. Sistema de aguas sin fallas. Metro sin novedad. Aeropuerto en condición normal. No tengo reportado daño serio en escuelas", son algunos de los mensajes de Ebrard, quien además ha confirmado que han ordenado la evacuación de "numeroso edificios", al parecer, por precaución.