Luego de llevar lluvias, ventiscas y hasta tornados a partes de la Florida, la tormenta tropical Andrea se movía el viernes vigorosamente hacia la costa de Georgia y las Carolinas.

La primera tormenta con nombre de la temporada en el Atlántico comenzó a perder fuerza el jueves, y sus vientos máximos sostenidos eran de 75 kph (45 mph) la mañana del viernes.

Ben Nelson, del Servicio Meteorológico Nacional en Jacksonville, dijo que Andrea se movía "a un paso bastante rápido" y que podría perder sus características tropicales en cuestión de horas.

Sin embargo, los meteorólogos advirtieron que aun así podría causar inundaciones aisladas y aumento en la marea en los próximos dos días.

Las fuertes lluvias siguen lejos del centro de la tormenta. El servicio meteorológico en Charleston, Carolina del Sur, advirtió “de una amenaza de inundaciones en las costas por la marea alta de este viernes”; además alertaron de posibles tornados.

Franjas de lluvia podrían traer ráfagas de viento superiores a los 40 o 50 mph, amplió el servicio meteorológico.

El viernes temprano, las advertencias de tormenta tropical se mantuvieron vigentes desde la costa este de Altamaha Sound en Georgia hasta Cabo Charles Light en Virginia. Este tipo de advertencia indica que se esperan condiciones de tormenta tropical en alguno de los puntos dentro de la zona que se ha indicado y podrían durar un día y medio.

A partir de las 5 de la mañana (hora del este) del viernes, el Centro Nacional de Huracanes de EEUU en Miami, informó que Andrea se encontraba a unas 30 millas (50 kilómetros) de Savannah, Georgia, después de haber tocado tierra, un día antes, en el área de Big Bend en Florida. Andrea se movía con dirección noreste a 44 kph (28 mph).

En las Carolinas, la mayor amenaza derivada de Andrea es la lluvia, ya que se prevé que arroje 15 centímetros (6 pulgadas), según el SMN.

Reportan daños materiales

De acuerdo con la agencia Efe, aún sigue vigente un aviso de tormenta para la costa oeste de Florida, desde Boca Grande al río Steinhatchee, y para la costa este del país desde Flagler Beach al Cabo de Charles Light, en Virginia.

Además, se mantiene todavía una vigilancia de formación de tornados en la mayor parte de la península floridana, donde se han registrado daños materiales, cerca de Sarasota, al sur de Tampa, y en el condado de Broward (costa este), con un herido, viviendas afectadas y fallos en el fluido eléctrico.

Andrea, la primera tormenta tropical de la temporada de huracanes en la cuenca atlántica, podría dejar hasta quince centímetros de lluvia en algunas zonas del estado.

Un total de 25 parques naturales del estado permanecen cerrados al público y han sido evacuados, al tiempo que se registraron retrasos y numerosas cancelaciones de eventos.

Andrea también causó estragos en Cuba donde se registraron lluvias asociadas con el meteoro que azotaron la parte occidental de la isla los últimos días, lo cual elevó el nivel de los ríos y dañó cultivos. Por lo menos 30 poblados quedaron incomunicados por las inundaciones y más de 2,600 personas se refugiaron de las crecidas en casas de familiares o en albergues, reportó el jueves el periódico Granma.