Estar en campos abiertos, bañarse en una piscina, estar cerca de árboles altos, junto a objetos metálicos e incluso hablar por celular durante una tormenta eléctrica podría resultar fatal, debido a que uno podría ser alcanzado por un rayo.

Así lo señala el presidente de la Asociación Científica de Astrónomos y Astrofísicos Nicaragüenses (Astronic), David Castillo, quien dijo que este tipo de fenómenos son bastante comunes en la época lluviosa, por lo que manifiesta que la población debe tomar una serie de precauciones fundamentales para evitar ser víctima de un fenómeno de esta naturaleza.

Castillo dijo que además de evitar estar en campos abiertos o usar materiales con alta conductividad como los metales, también se debe desenchufar todos los equipos eléctricos, ya que de lo contrario estos podrían resultar dañados.

Explicó que las tormentas eléctricas no son más que energía electrostática originada por la unión de cargas positivas y negativas que se forman en las nubes y que luego se descarga por lo general en la tierra a través de los rayos.

“La nube cumulonimbo es por lo general la causante de lo que nosotros conocemos como las tormentas eléctricas o los rayos. (…) Por lo general las nubes cumulonimbo son unas nubes en forma de yunque, son sumamente altísimas y tienen un color sumamente oscuro”, explicó.

Castillo afirmó que existen tres tipos de rayos: el nube-tierra, el tierra-nube –que es poco común-, y el nube-nube.

Advirtió así mismo que durante las tormentas eléctricas el agua puede ser muy peligrosa debido a su alta conductividad eléctrica.