Los diputados y el Presidente de la Asamblea Nacional, doctor Gustavo Porras reconocieron el esfuerzo y dedicación que emprenden los trabajadores de la salud de todo el mundo y particularmente en Nicaragua para enfrentar la emergencia causada por el coronavirus declarado pandemia por la Organización Mundial de la Salud.

Porras manifestó que los trabajadores de la salud están en la primera línea de batalla y por tanto realizan una labor encomiable para atender la emergencia y por tanto llamó a la población a seguir practicando todas las medidas de prevención.

En el caso de Nicaragua resaltó que los trabajadores de la salud están todos los días trabajando por impulsar el modelo de salud familiar comunitario, que ha sido reconocido y alabado por organismos internacionales, incluyendo la OPS/OMS.

Nuestro modelo familiar comunitario ha sido reconocido por la OPS y OMS, así como muchos de los programas que este modelo tiene, ya sea clínicas móviles, ya sea casas bases, ya sea el nivel de cobertura universal en todas las vacunas que tenemos, ya sea la sectorización que en este país existe”, subrayó Porras al hablar de las fortalezas que tiene el modelo de salud que promueve el Gobierno Sandinista con sus más de 40 mil trabajadores de la salud y su decenas de miles de brigadistas voluntarios.

En relación a la emergencia causada por el coronavirus en el mundo y ahora en Nicaragua, señaló al plenario que las autoridades vienen trabajando en coordinación con la OPS, cumpliendo cada etapa establecida en los protocolos.

Además resaltó que gracias a ese modelo y la red de brigadistas, se brinda seguimiento a todos los nicaragüenses que han regresado al país y que vienen de naciones donde existen brotes por coronavirus.

Explicó que en cada comunidad existe un equipo de Salud Familiar que mantiene un vínculo directo con las familias y de esa manera se conoce quien es diabético, hipertenso o la mujer embarazada debe hacerse los chequeos médicos.

Recordó que para el sistema de salud no es nuevo enfrentar epidemias y en todas se ha enfrentado con éxito y en este caso se espera también derrotarla exitosamente.

“Aquí hemos enfrentado epidemias de H1N1 que también fue una epidemia a nivel global y la enfrentamos con éxito y también hemos enfrentado epidemias en zonas nuestras como la leptospirosis en donde hemos logrado enfrentar la epidemia e incluso andar medicando casa a casa para que no se aumente la epidemia y casi tenemos 3 años de estar enfrentando una epidemia de malaria en Bilwi, hay medicación permanentemente y hemos logrado que vayan cayendo (disminuyendo) los casos de malaria y no es nuevo que nosotros somos los principales cumplidores del Código Sanitario Internacional y los que viajan saben que en las entradas de aeropuertos y aduanas se monitorean los niveles de temperatura”, señaló Porras.

No debemos caer en el pánico

Llamó a la población a no caer en pánico porque se trabaja fuertemente para enfrentar la epidemia con la experiencia acumulada de otras batallas.

“Yo comprendo que pudiera haber un poco de pánico. No debe haber pánico vamos a seguir trabajando, vamos enfrentando esta epidemia, pero me imagino yo que alguien cuando apenas decían que había algo aquí cogía para Miami o cogía para otro lado, ahora ya no tienen para donde coger porque allá si la agarran y del cuello esa es la verdad, ahora Nueva York ni quiera Dios, ahora aquí nos quedamos todos y por eso debemos enfrentar con nuestro principal instrumento que es el modelo de salud familiar comunitario y la participación de la población en el cuido de su salud, aquí no se mueve nada si no está el Ministerio de Salud, así debe ser y eso es lo que nos da seguridad a nosotros, nos da absoluta seguridad”, mencionó Porras.

Subrayó que Nicaragua gracias a la preparación orientada por el Comandante Daniel y la compañera Rosario tiene el tratamiento que se está suministrando en naciones que lograron batallar exitosamente esta pandemia.

Hasta el momento Nicaragua registra cinco casos de coronavirus, de los cuales solamente 3 están activos en condiciones estables, uno se recuperó y ya fue dado de alta y otro fallecido debido a sus condiciones de vulnerabilidad por ser portador de VIH.