Con la ayuda de autoridades en más de 80 países lanzaron un ataque sobre una de las mayores redes mundiales de cibercrimen que, se cree, robó más de 500 millones de dólares desde cuentas bancarias.

Microsoft y el FBI, con la ayuda de autoridades en más de 80 países, lanzaron un ataque sobre una de las mayores redes mundiales de cibercrimen que, se cree, robó más de 500 millones de dólares desde cuentas bancarias en los últimos 18 meses.

La empresa de informática dijo que su Unidad de Crímenes Digitales desactivó al menos 1.000 de un estimado de 1.400 redes de computadoras maliciosas conocidas como "Citadel Botnets".

Éstas infectaron hasta a 5 millones de computadoras personales en el mundo y así, según Microsoft, robaron dinero desde decenas de bancos y empresas, entre ellos American Express, Bank of America, Citigroup, Credit Suisse , PayPal de eBay, HSBC , JPMorgan Chase, Royal Bank of Canada y Wells Fargo.

Aunque los delincuentes siguen prófugos y las autoridades no conocen sus identidades, el trabajo conjunto fue un golpe importante a sus capacidades cibernéticas.

"Los tipos malos sentirán el golpe en el estómago", dijo Richard Domingues Boscovich, consejero general adjunto de la Unidad de Crímenes Digitales de Microsoft.