La empresa surcoreana amplió la familia Galaxy con un teléfono resistente al polvo y al agua. El dispositivo puede sumergirse en hasta un metro durante 30 minutos.

Samsung lanzó este miércoles una versión más “robusta” de su smartphone de alta gama, Galaxy S4. El teléfono, llamado Galaxy S4 Active, ejecuta las mismas funciones que el S4, pero cuenta con un diseño que protege al aparato contra el polvo y los daños causados por el agua. El dispositivo puede sumergirse en hasta un metro durante un máximo de 30 minutos y permite tomar fotos debajo del agua, al igual que el flamante Sony Xperia ZR.

Según explicó el jefe del sector de aparatos móviles de la empresa, J. K. Shin, Samsung "tomó las características innovadoras del Galaxy S4 y le agregó al diseño elementos avanzados de protección para crear un dispositivo que aguanta en un entorno activo y está hecho para una vida de viajes y exploración".

Las dimensiones del Galaxy S4 Active son de 139.7 x 71.3 x 9.1 milímetros y 151 gramos de peso. Cuenta con una pantalla de 5 pulgadas, procesador quad-core de 1,9 GHz, cámara delantera de 2 megapíxeles y cámara trasera de 8 megapíxeles – la cámara del Galaxy S4, sin embargo, es de 13 megapíxeles. El aparato posee conectividad 4G LTE, 2GB de memoria RAM y almacenamiento de 16 GB.

La novedad es la modalidad Aqua Mode, que mejora la calidad y claridad de las fotos tomadas debajo del agua. La cámara también puede convertirse en una linterna LED al apretar por unos segundos el botón de volumen en la lateral del dispositivo. El nuevo teléfono de la empresa surcoreana llega con los mismos recursos de software del Galaxy S4, tales como las herramientas S Translator y Story Album, control por gestos y eye tracking (seguimiento de ojos).

Samsung informó que el nuevo Galaxy S4 Active llega a Estados Unidos y Suecia durante el verano boreal, pero aún no ha revelado el precio.