La compañera vicepresidenta Rosario Murillo destacó este viernes continúan los cultos por videoconferencia que se desarrollan en toda Nicaragua, para invocar la protección de Dios ante la situación actual.

"Continuamos realizando cultos por videoconferencias para acompañar a quienes lo deseen en la necesidad que todos tenemos de orar, de seguir invocando a Dios, de seguir implorando su bendición y protección, es la fuerza bendita inspiradora de la fe, la que nos mueve a todos”, dijo en su mensaje de mediodía.

"Con el gran poder de Dios vamos adelante. Seguimos adelante, a Dios rogando y todos como gran familia nicaragüense, trabajando con el corazón puesto en el bien común, para hacer lo que nos corresponde como pueblo de Dios”, añadió.

Circulación de bienes y alimentos

Destacó igualmente que en puertos, aeropuertos, fronteras, se mantiene gracias a Dios la circulación de bienes, alimentos, para el consumo de las familias centroamericanas.

"Se han extremado las medidas de precaución y las aplicamos con rigor para protegernos todos”, resaltó.

Reconocimiento al pueblo valiente

Seguimos reconociendo el valor de la labor intensa de los trabajadores, especialistas, médicos, promotores de salud, redes comunitarias de salud, así como la labor intensa de nuestro Ejército, nuestra Policía en la protección de la vida en nuestro país, la labor intensa de educadores, de los servidores públicos, de los trabajadores del Estado en general, de las alcaldías, de las delegaciones de gobierno y de todo nuestro gran pueblo”, indicó.

Porque siempre damos gracias a Dios, pueblo grande, consciente, responsable, organizado, que ha decidido como siempre confiar, decimos en Nicaragua, primeramente en Dios y hacer lo mejor que podamos, lo mejor que sepamos para seguir adelante con esa fuerza del espíritu que se plasma en nuestro pueblo, en las familias, en todos nosotros”, expresó.

Cada día es un día para glorificar al Señor, para rezar a nuestra Madre María los católicos, para invocar nuestros santos, desde nuestras distintas creencias y devociones y para seguir creyendo, trabajando, para seguir fortalecidos y fortaleciendo nuestra fe”, exhortó.

“¿Acaso no tenemos fe?, claro que tenemos fe y sabemos que desde la fe no debemos tener miedo. Debemos aplicar todos los conocimientos para protegernos”, dijo.

Seguimos trabajando, estudiando, creando, desde la buena esperanza, las buenas intenciones, y el bien de todos, en esta nuestra Nicaragua de todos que queremos, soñamos y esperamos avance cada día más”, prosiguió.

La Canción de la Alegría

Escuchemos hermanos, la Canción de la Alegría. El canto alegre de los que esperamos el nuevo día, un nuevo día. Ven, vení cantemos, soñemos cantando, vivamos soñando el nuevo sol, en que los hombres, las mujeres volveremos a ser hermanos”, invitó al pueblo.

El nuevo sol, la esperanza fuerte, sobre todo, ese sentido de gran fraternidad, mundial, universal, planetaria, así como hermanos, toda la humanidad, juntos podemos, porque creemos, porque sabemos, que hay un nuevo sol y que entre todos, mujeres y hombres, volviendo hermanos unos de otros, vamos adelante”, resaltó.

Asimismo destacó distintas actividades que se realizaron y se realizan este fin de semana a partir de hoy. “Aquí está el número son un millón 284 mil 14 viviendas visitadas en 10 mil 971 barrios por esta gran campaña de oración, sanidad y cuido amoroso de todos los hogares, de todas las familias nicaragüenses”, detalló.