Con el objetivo de modernizar el sistema jurídico incluyendo el derecho marcario, la Asamblea Nacional aprobó la reforma a la Ley de marcas y otros signos distintivos, que responde a la necesidad de simplificar los plazos para las solicitudes del registro de diversos trámites administrativos, siendo consecuentes con la Ley 691, Ley de simplificación de trámites y servicios de la administración pública.

El diputado Wálmaro Gutiérrez, presidente de la comisión económica del parlamento expresó que los principales elementos modificatorios para la actual reforma contribuyen a simplificar y facilitar los procesos y procedimientos administrativos, reduce plazos de gestiones y actualiza las tasas por servicios del registro del derecho de marca y otros signos distintivos vigentes desde hace más de 20 años.

Los usuarios verán reducidos los costos y tiempos necesarios para las gestiones ante el Registro de la Propiedad Intelectual. Es importante señalar que con la reforma se está ordenando y adecuando las funciones del registro de la propiedad intelectual, separándolas de las funciones del registrador, lo cual permitirá mayor transparencia y actuación más efectiva en respuesta de las solicitudes de registros de marcas y otros signos distintivos, beneficiando a usuarios con un servicio ágil”, expresó.

El diputado destacó que la reforma contribuye a las empresas y productores al crecimiento de su competitividad y representa una ventaja estratégica para identificar la calidad de su actividad productiva y emprendedora.