Un muerto, decenas de heridos y cuantiosos daños materiales, reportan las autoridades de Croacia tras un fuerte sismo de magnitud 3.5 grados que sacudió el país este domingo.

Medios locales informaron que después del sismo, la población se vio obligada a abandonar sus casas en plena crisis sanitaria por el coronavirus.

Las autoridades del Centro Sismológico Euromediterráneo (C-SEM), informaron que el epicentro del sismo se situó a unos 7 kilómetros al norte de Zagreb. Además, el movimiento telúrico se sintió en el sur de Austria y en Eslovenia.

Andrej Plenkovic, primer ministro croata y actual presidente de turno de la Unión Europea (UE), dijo que el terremoto de hoy "fue el más grave en Croacia de los últimos 140 años".

Entre los daños se informó que un edificio en la calle Adzijina se derrumbó y varias personas están adentro. "Los equipos de rescate trabajan en el terreno tratando de sacarlos".

Asimismo, se informó que varios edificios en el centro de Zagreb y también algunas iglesias antiguas en toda la ciudad sufrieron daños graves, mientras que una torre de la catedral se cayó.

35 minutos después del primer sismo, el Servicio Geológico de Estados Unidos, USGS, reportó un segundo movimiento de magnitud 4.6 en la misma área.

El Ministerio del Interior recomendó a los ciudadanos salir de sus casas por precaución ante el riesgo de nuevas réplicas.

Las autoridades también llaman a la población a mantener el distanciamiento social de al menos un metro para evitar contagios con el Covid-19.

Por su parte, el ministro del Interior de Croacia, Davor Bozinovic, instó a la población a mantener la "distancia necesaria" entre ellos mientras el país lucha por contener la propagación del coronavirus.

Medios locales reseñaron que miles de ciudadanos salieron por el pánico a las calles, incluidos muchos pacientes de los hospitales que están atendiendo a personas con infecciones de Covid-19.