El capitán de la selección portuguesa de fútbol, Cristiano Ronaldo, aseguró estar listo para "el esprint final" que supone el partido frente a Rusia del viernes, pese a que éste llega tras una temporada "larga y de mucho desgaste".

En declaraciones a la Federación Portuguesa de Fútbol (FPF), el jugador del Real Madrid destacó que al combinado nacional luso necesita los tres puntos para mantener vivas sus opciones de clasificación para el Mundial de 2014.

"Es un duelo extremadamente importante para nosotros, no tenemos mucho margen de error. Jugamos en casa, espero un ambiente fantástico, y lo que queremos es ganar y dar una alegría a todos los portugueses", defendió.

Portugal ocupa, una vez disputados los primeros seis encuentros de la fase de clasificación del Mundial, la tercera posición de su grupo con 11 puntos, los mismos que Israel (segunda) y uno menos que Rusia, aunque ésta cuenta con dos partidos menos en su haber.

El atacante madridista, de 28 años, reclamó el apoyo de la afición para que llene el Estadio da Luz, en Lisboa, que de momento ya ha comprado 40.000 de las cerca de 65.000 entradas disponibles.

"Los jugadores llegan a este encuentro tras una campaña de mucho desgaste, pero jugar con la selección es siempre un motivo de orgullo y nosotros sabemos que éste es el esprint final antes de irnos de vacaciones y poder descansar", explicó.

Después de medirse al equipo ruso, Portugal disputará en Ginebra un amistoso frente a Croacia, el próximo lunes 10 de junio.

En el vídeo divulgado hoy por la FPF, Ronaldo se mostró convencido de que los integrantes de la selección dirigida por Paulo Bento van a estar "motivados y preparados al cien por cien" para afrontar con garantías el enfrentamiento con el conjunto entrenado por el italiano Fábio Capello.

Por el momento, la actuación de la selección lusa en esta fase de clasificación para la cita de Brasil ha estado lejos de lo esperado, ya que cayó contra Rusia en Moscú, empató en casa contra Irlanda del Norte y tampoco pasó de la igualada con Israel en Tel-Aviv.

ALVES AVISA DEL PELIGROSO CONTRAATAQUE DE RUSIA
El internacional luso Bruno Alves alertó del peligroso contraataque de Rusia y pidió a sus compañeros "no descuidar" la defensa en el partido que mide a ambas selecciones el viernes, correspondiente a la fase de grupos del Mundial de 2014.

"La selección rusa está muy bien orientada, muy bien organizada, defiende bien y contraataca aún mejor. Es un equipo peligroso", avisó el central en rueda de prensa.

El futbolista, buen conocedor de los peligros de su rival del viernes tras tres años de experiencia en el Zenit ruso, reconoció que Portugal no está cómoda con su clasificación en el grupo F, tercera y empatada a once puntos con Israel.

Por eso consideró "fundamental" el encuentro en el Estadio da Luz para asegurar con una victoria que el conjunto de las "quinas" conserva sus opciones de acudir a la cita de Brasil.

Aunque la selección portuguesa da prioridad habitualmente al juego de posesión y ataque, el defensa luso advirtió de la importancia de la zaga frente a una Rusia que "sufre pocos goles" y cuenta con jugadores de "mucha calidad" en la parcela ofensiva.

Bruno Alves -que está muy cerca de fichar por el turco Fenerbahce- también admitió que la ausencia del defensa madridista Pepe por sanción es una baja notable.

Su lugar en el centro de la defensa lo ocupará previsiblemente o el central del Valencia Ricardo Costa o su compatriota Luís Neto, del Zenit, aunque por el momento Paulo Bento mantiene la incógnita.

Después de empatar inesperadamente ante Israel e Irlanda del Norte, Portugal es tercero en el grupo F y se mantiene empatado a once puntos en el segundo lugar con el combinado de Tel Aviv.

El conjunto luso tiene un punto menos que el líder del grupo, Rusia, pese a contar con dos partidos más, de ahí la importancia de un triunfo para los pupilos de Paulo Bento.

Portugal buscará el viernes la revancha frente a los rusos entrenados por Fábio Capello, ya que en Moscú perdieron por 1-0.