Posterior a un oficio religioso que llevó a cabo en la capilla del cementerio Sierras de Paz el sacerdote Carlos Aguirre del municipio de Mateare, familias, amigos y veteranos hombres de prensa, fueron sepultados los restos mortales del doctor Jesús Miguel Blandón.

Previo al oficio religioso varias personas resaltaron el papel que jugó “Chuno” en la lucha antisomocista a la que combatió con el humor, la radiodifusión y el periódico, además que fue el escritor que elaboró las mejores biografías del fundador del Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN) Carlos Fonseca Amar.

A las 11 y 45 minutos de la mañana se produjo la última despedida del doctor Blandón en el camposanto, donde el hijo mayor del también radiodifusor Miguel Blandón, agradeció la presencia de amigos y familiares que acompañaron a “Chuno” hasta su última morada.

El hijo del radiodifusor, que fue el primer director de Radio Sandino después del derrocamiento de la dictadura militar somocista el 19 de julio de 1979, dijo que su padre demostró que con el esfuerzo, el estudio se puede hacer algo y hoy tenemos un reto muy grande (sus hijos) y va a ser difícil superarlo, pero tenemos la obligación con las radios que él fundó y eso es lo que él amó, añadió el hijo del doctor Jesús Miguel Blandón.

Es difícil dejarlo ir pero es la ley de la vida y debemos de estar claro que hoy (Chuno) está mejor y a sus amigos que le llamaban “Chunaje” decirles que él se siente muy agradecido que ustedes estén aquí” (en el camposanto).

El profesor Alberto Rivera Monzón de San Rafael del Norte y radiodifusor, agradeció al gremio de difusores y hombres de prensa de viejas generaciones y del mundo intelectual que se hicieron presente al campo santo para darle el último adiós al doctor Jesús Miguel Blandón.

También fue portador de un mensaje de otro hermano de “Chuno” José Benito Blandón catedrático de la Universidad de Guadalajara, México quien no pudo asistir al sepelio del radiodifusor, humorista y escritor, al tiempo que habló del pueblo de San Rafael del Norte donde vivió el escritor e historiador.

Chuno nos deja grandes lecciones y compromisos a seguir y hablar de Chuno es escribir libros enteros porque su obra fue recibida con entusiasmos, alegría y humor por toda Nicaragua”, precisó el profesor Rivera Monzón.

Todos los miembros de la familia de “Chuno” pasaron al lado del féretro a colocarle una rosa al hombre que fue testigo en 1962 de la crisis de los misiles en Cuba y donde observó la tensión desde una de las ventanas del hotel Habana Libre.

La viuda de “Chuno” Miriam Palacios agradeció el acompañamiento que le dieron al historiador en su última morada y dijo que Jesús Miguel Blandón fue un hombre que tuvo las agallas suficientes para hacer de su vida lo que más quiso y lo que le gustó el humor, la disciplina y el deseo de ayudar a los demás a superarse.

Familia agradecida con homenajes póstumos

Nosotros como familia estamos muy agradecido todo lo que se ha dicho sobre Chuno, así como los homenajes, entre ellos el principal que ayer se llevó a cabo en el Teatro Nacional Rubén Darío donde quedó plasmado el compromiso de siempre tener presente la herencia cultural del doctor Blandón y siempre recordarlo con alegría”, expresó.

Dijo que aún enfermo trabajó en la elaboración de una  tercera edición del libro Carlos Fonseca y los intelectuales y “me dejó como encargo especial sacar un libro de un amigo y en eso estamos trabajando”.

Entre los libros que escribió “Chuno” están “Entre Sandino y Fonseca”, “El nacatamal de oro”, el “Tren de la seis”; “Cuartel General”, una novela sobre San Rafael del Norte; “La noche de los anillos”, una novela sobre los años cincuenta; segunda Edición del libro “Entre Sandino y Fonseca”; “Carlos Fonseca sacrificado”, publicado en el 2014 y finalmente la novela “Ocaso entre el amor y el poder”, publicada por la Editorial Fragua de España.  Esta fue una novela que describe situaciones del país cuando era gobernado por el presidente René Schick Gutiérrez.

Ya la muerte no le permitió terminar de escribir un libro sobre su querida Matagalpa donde nació, solamente avanzó en seis capítulos, según reveló su viuda.

Fue un gran humanista 

El doctor Cairo Amador integrante de la Comisión de la Verdad lamentó la desaparición física de “Chuno” al que calificó como un gran humanista un caballero en todo el sentido de la palabra, un gran historiador porque fue uno de los mejores biógrafos de Carlos Fonseca Amador, un gran sandinista y una persona que se volcó hacia el pueblo de Nicaragua.

Freddy López Quiróz un veterano periodista radial que trabajó con “Chuno” en Radio Sandino durante la década de los 80 definió a “Chuno” como un hombre mutlfacético, humanista, periodista, abogado, humorista y muy amistoso con una gran cualidad de que “era un hombre de muy sensible de corazón”.