Dieciséis familias que vivían en zonas de riesgo en el Municipio de San Francisco del Norte, en el Departamento de Chinandega, ahora pueden gozar de tranquilidad a partir de este invierno, gracias a la restitución de sus derechos a una vivienda digna.

La compañera Judith Silva, titular del INVUR, en compañía de la Alcaldesa de San Francisco del Norte, Jenny Amada Espinoza, y autoridades locales, hicieron formal entrega de las llaves de sus nuevas casas a los compañeros y compañeras que confiaron en los proyectos justos del Gobierno del presidente Daniel Ortega y la compañera Rosario Murillo.

“Aquí hemos entregado alrededor de 180 viviendas en los últimos años del Buen Gobierno de nuestro presidente, todo esto es orientación de él para celebrar a lo grande esa restitución del derecho de las familias nicaragüenses y continuaremos con más proyectos en esta zona”, informó la Ministra del INVUR.

En este proyecto, 2 miembros de cada familia protagonista ayudaron en la construcción de las casas. Los que ejecutaron directamente su responsabilidad social compartida, fueron capacitados y certificados por el Instituto Nacional Tecnológico (INATEC), para que a la vez puedan restituir otro derecho fundamental, que es el de trabajar dignamente.

“Gracias a Dios, al gobierno central y local, me siento alegre y lo mejor es que nos invitaron a compartir en la construcción de la vivienda. Nosotros apoyamos como ayudantes de albañilería durante la obra de toda la casita, batimos mezcla, acarreamos agua, hicimos zanjas”, mencionó José Luis Herrera, un padre protagonista.

Por su parte, María Leuteria Sánchez, con gran emoción expresó sentirse alegre por vivir en condiciones más dignas. “Mi casita antes era de palos, palmas, no tenia puerta y las lluvias me la destruyeron. Ahora gracias al presidente Daniel que me ayudó con esta casita podré vivir tranquila”, aseguró.

Para las 16 familias que vivían en zonas alejadas, el invierno era un temor latente, ya que sus humildes casas se convertían en un completo pantano que no les permitía vivir en paz.

“Junto a estas familias celebramos orgullosos de representar este Gobierno de Dignidad Nacional. En las lluvias de octubre del año pasado muchas familias estaban seriamente afectadas. Presentamos una solicitud y ya tenemos la respuesta del gobierno que esta empeñado porque las familias vivan dignas”, expresó la alcaldesa Amadita, como es conocida por los habitantes.

La emoción y el agradecimiento de estas familias fue inmenso, pues saben que esta es una nueva oportunidad que el gobierno del Frente Sandinista de Liberación Nacional les está brindando para mejorar su calidad de vida y restituir todos sus derechos.