Según Schwartz, hasta el momento se registran 41 incendios, de los cuales 16 son forestales y 25 agropecuarios.

En total los incendios han consumido unas 884 hectáreas, lo que significa una reducción significativa comparado al año pasado cuando unos 165 incendios afectaron a 5 mil 200 hectáreas.

No obstante Schwartz destacó que aun quedan los meses más difíciles que son marzo, abril e inicios de mayo, donde la temperatura aumenta y las condiciones para que se originen los incendios se dan más fácilmente.

“Para comenzar estamos bien, pero tenemos que estar preparados para estos meses que son los más críticos”, explicó Schwartz.

Detalló que las regiones más afectadas con los incendios son Nueva Segovia, Occidente y la Región Autónoma del Atlántico Norte (RAAN).

Desde inicio del año el INAFOR en conjunto con otras instituciones del estado nicaragüense iniciaron una campaña de prevención de incendios forestales.

La ocurrencia de incendios forestales en los últimos años de Gobierno Sandinista ha disminuido considerablemente y gran parte de esos logros se debe fundamentalmente a la participación popular.