El Comandante Hugo Rafael Chávez Frías, cumple 7 años de su paso a la inmortalidad, hoy los pueblos de toda América conmemoran su legado de amor y libertad.

Durante los 14 años que fue Presidente del Pueblo Hermano de Venezuela, fue sembrando un legado de Paz y Unidad, pues creía en la unidad de los pueblos, y por eso promovía los valores del respeto, solidaridad, y libertad, a través de discursos, acciones políticas y visitas a países hermanos.

Nicaragua tuvo el honor de recibir al Comandante Revolucionario en reiteradas ocasiones.

A continuación detallamos las visitas del comandante a la tierra de lagos y volcanes a partir del comienzo de la nueva etapa de la revolución:

Primera Visita

En el año 2007, cuando el FSLN gana las elecciones presidenciales (realizadas en noviembre del 2006); vino al país el 10 de enero de 2007, para participar en la toma de posesión del Comandante Daniel Ortega Saavedra.

En esa ocasión, el Comandante Daniel regaló dos ejemplares escritos de puño y letra por el poeta nicaragüense Rubén Darío al mandatario venezolano; se trataba de los poemas “Ensalmos Bolivarianos” y “Al Libertador Bolívar”.

Segunda Visita

El  11 de marzo  del año 2007, el mandatario venezolano arribó al aeropuerto internacional de Managua, donde fue recibido por funcionarios del gobierno y luego participó junto al Comandante Ortega en el encuentro de “Hermandad Latinoamericana y Caribeña”, en una comunidad indígena de la ciudad de León.

Allí, los mandatarios visitaron la tumba del poeta Rubén Darío antes de trasladarse a la Plaza Guadalupe de Sutiava, para atender el Encuentro de Hermandad.

Tercera Visita

El 19 de Julio del año 2007, Chávez fue invitado especial al acto de conmemoración por los 28 años del Triunfo de la Revolución Popular Sandinista.

En dicho acto, expresó lo siguiente: “Ante la amenaza del imperio estadounidense, que pretende mantenernos desunidos, dominados y empobrecidos, no tenemos otra alternativa que unirnos para ser libres. ¡Sólo unidos seremos libres!”.

Cuarta Visita

La noche del 14 de enero de 2008, Chávez llegó a Nicaragua y fue recibido en el aeropuerto por el Presidente Daniel Ortega. Ambos mandatarios se dirigieron al estadio de béisbol a presenciar el partido “Bóer VS Masaya”.

Durante su estadía, Chávez dijo ser hijo de Bolívar y proclamó al Comandante Daniel Ortega como hijo de Sandino;  aseguró que Nicaragua “es el epicentro de los cambios”, y que el compromiso que une a los nuevos revolucionarios “nadie los separará”.

Quinta Visita

Chávez nuevamente participó del acto central en conmemoración a 29 años de Revolución Sandinista, desde la Plaza de la Fé, en Managua.

Durante el acto, dio un discurso esperanzador: “Nosotros somos libres, no somos lacayos de nadie ni estamos subordinados a ningún poder extranjero. Estamos creando pacíficamente la Patria Grande, la de Bolívar, de Miranda, de Morazán, de Sandino, la de todos los que lucharon por ese sueño.”

Sexta Visita

En abril de 2010, durante su visita a Nicaragua, Chávez recorrió junto al Comandante Daniel el popular Mercado Oriental, el más grande de Centroamérica, en el que fueron recibidos por decenas de mujeres, hombres y niños que los saludaban con mucha alegría.

Era una caravana de más de 40 vehículos y durante cuatro horas y media, ambos mandatarios recorrieron Managua.

“Chávez ofreció su médico personal a un niño calenturiento, dio de tomar agua francesa a aquellos que parecían morir de sed, quitó un instrumento a un chichero para bailar en media calle, cantó y cantó, y recibió un CD con música hecha especialmente para él”, menciona la crónica de un diario nacional.

Séptima Visita

El 10 de Enero del año 2012, Chávez volvió a Nicaragua para participar en la toma de posesión del Comandante Daniel Ortega, quien asumía su segundo periodo presidencial.

Esta fue la última vez que el Comandante de la Revolución Venezolana pisó suelo nicaragüense.

"Chávez no se murió, Chávez se hizo millones"

Nicaragua recuerda con cariño y respeto al Comandante Hugo Chávez, quién siempre tendió su mano al pueblo nicaragüense, convirtiéndose en una figura representativa de la solidaridad y la dignidad latinoamericana.

Los innumerables proyectos que ejecutó Chávez en el país, son símbolos de los lazos de amistad y de genuina hermandad, expresada entre Nicaragua y Venezuela, manifestada a través del apoyo incondicional y la solidaridad recíproca entre ambas naciones.

Aunque físicamente ya no esté con nosotros, su espíritu revolucionario y su legado de amor y solidaridad siguen presente en cada joven venezolano y nicaragüense, que día a día lucha para vencer.

¡Honor y Gloria al Eterno Comandante!