A pocas semanas de iniciar las vacacionar de Semana Santa estas playas se presentan como importantes opciones a tomar en cuenta si lo que quiere es disfrutar al máximo este verano.

De estas las Peñitas y Poneloya son quizá las más visitadas. La oferta turística, las cálidas aguas y la amabilidad de sus pobladores las han convertido en los balnearios favoritos de los leoneses.

Este fin se mañana estas playas estuvieron concurridas no solo por leoneses sino también por personas de diferentes departamentos del país, quienes no quisieron esperar el receso de la Semana Mayor para ir a darse un baño a la playa.

“Estaba libre el fin de semana y decidí venirme con la familia”, dijo Mauricio Castillo quien llegó a Poneloya procedente de la ciudad de León.

Castillo manifestó que si bien es cierto aún no hay socorristas en las playas, lo más importante para ir a disfrutar del mar es la precaución.

“Hay que tener cuidado sobre todo con los niños, además de no conducir tomado porque allí uno pone en riesgo no solo su vida sino también la de las personas que van con uno”, aseguró.

Bastante cerca de Poneloya se encuentra Las Peñitas. El sol radiante y el intenso calor no fueron ningún impedimentos para cientos de veraneantes quienes desde muy temprano llegaron para disfrutar de sus aguas.

“Venimos a visitar a la familia aquí a León y decidimos venirnos a Las Peñitas”, aseguró la señora Margarita Martínez.

Martínez habita en la ciudad de Managua y señaló que todos los años visita las playas de León tanto en Semana Santa como en vacaciones de diciembre.

Si bien Corinto se caracteriza por ser el puerto más importante de Nicaragua, también cuenta con hermosas playas para veranear. Una de estas es El Espigón, la cual la municipalidad ha hecho ingentes esfuerzos por mantener como un atractivo para nacionales y extranjeros.

Aunque es poca visitada y con poca infraestructura turística, no tiene nada que envidiarle a las demás playas del país.

Este fin se semana sus aguas fueron abarrotadas por decenas de pobladores de Corinto, quienes ya empiezan a disfrutar de la Semana Santa.

“Andamos aquí con los chavalos, para que se diviertan. La playa es muy limpia y tranquila. Yo invito a la gente a que venga y disfrute de esta playa que es muy bonita”, indicó uno de los veraneantes.