La Estrategia Nacional para la Promoción de Productos Agropecuarios en el Mercado Nacional e Internacional hace énfasis en la transformación productiva y comercial con el fin de enrumbar Nicaragua hacia el fortalecimiento de su capacidad productiva y exportadora en base a la transformación de sus productos.

El compañero Orlando Solórzano, Ministro de Fomento, Industria y Comercio estuvo en la Revista en Vivo con Albero Mora, conversando sobre dicha estrategia.

Recordó que Nicaragua es un país privilegiado por Dios porque tenemos una posición estratégica para el comercio internacional. Además, tiene muchos recursos naturales que no tienen otros países, la que calificó como una ventaja comparativa.

Un dato importante es que en 2019, en comparación en 2018, las exportaciones totales crecieron en 5.2 por ciento, las del régimen general (agropecuarias y con poca transformación) crecieron un 6.9 por ciento y las de las zonas francas crecieron un 3.4 por ciento.

Destacó que este crecimiento del 5.2 por ciento no lo tiene cualquier país en América Latina, y eso se hizo gracias al esfuerzo del sector productivo y exportador, no gracias a los precios internacionales de la materia prima.

El café oro creció un 9.6 por ciento en valor, pero para eso se tuvo que crecer un 24.7 por ciento en volumen y lo mismo pasa con el azúcar, rubro en el que crecimos un 3.5 por ciento en valor, pero con un crecimiento del 22.7 por ciento en volumen. El esfuerzo de productor es un esfuerzo significativo, subrayó.

Solórzano recordó que lo que exportamos son principalmente materias primas, que tienen un precio muy variable en el mercado, y por tal motivo dependemos del mercado internacional.

Tenemos que fortalecer lo que le llamamos ‘valor agregado’ de los productos”, subrayó.

La estrategia se basa en lo que todo el sistema de producción y comercio puede hacer y no solamente en lo que haga el Gobierno.

Se trabaja tomando en cuenta que hay voluntad y tenemos la capacidad y necesitamos mejorar nuestra organización e inversiones y que todo el país esté enfilado en ese objetivo, de mejorar nuestra posición en el comercio internacional”, añadió.

Las principales líneas de esta estrategia toman en cuenta que Nicaragua es uno de los países más abiertos al comercio internacional. Busca diversificar mercados y diversificar productos. Otras de las líneas de la estrategia es la promoción de exportaciones y acceso a los mercados internacionales.

También la promoción del producto interno de los productos, como base para el desarrollo productivo e incrementar las capacidades técnicas de los sectores productivos.