Más de 70 veterinarios del país concluyeron este viernes una capacitación técnica de cinco días, que organizó el Instituto de Protección y Sanidad Agropecuaria (IPSA).

Así lo dio a conocer el director ejecutivo del IPSA Ricardo Somarriba, quien precisó que el congreso vino a significar una mejoría a los equipos técnicos institucionales, para poder estar preparados ante situaciones respecto a la salud animal.

Ya es el tercer año consecutivo de esa capacitación del equipo técnico que también han hecho análisis con otras instituciones como el Sinapred para ir incorporando nuevos elementos con personal calificado”, añadió el funcionario.

La capacitación son líneas constantes y a partir de ellas nosotros comenzamos a implementar (los conocimientos adquiridos) en todos los sistemas sanitarios de Nicaragua”, añadió Somarriba.

Marcos Castillo, responsable del departamento de vigilancia epidemiológica y campaña del IPSA, dijo que las normas LEGS impartidas en la capacitación son las normas y leyes para la intervención en tiempos de emergencia.

Estas normas se aplican “también para poder hacer acciones en el terreno, para poder salvaguardar la vida de las especies animales, por ejemplo a la hora de un terremoto, a la hora de un huracán y a la hora de cualquier siniestro o cualquier emergencia que tenga que ver con la intervención de la naturaleza”, indicó.

Insistió en que debemos estar preparados ante estas situaciones y tener planes para buscar cómo mover de los sitios afectados a los animales, “estamos hablando de especies ovinas, especies menores, crear refugios, buscar zonas donde haya alimentación, trasladarlos de zonas bajas a altas para evitar que los animales no se ahoguen”.

Todos esos temas fueron los que se abordaron en el taller durante la semana, en el evento donde participó también todo el sistema de vigilancia de la Dirección de Salud Animal del IPSA, los servicios veterinarios que es la gente que anda en el campo”, añadió el funcionario.