El Ministerio de Salud (Minsa) llevó a cabo el VI Congreso Internacional de Enfermedades Crónicas no transmisibles en el adulto con el objetivo de brindar una atención más oportuna a este sector de la población, logrando a la fecha importantes avances como la entrega de medicamentos de forma periódica, previniendo a su vez mayores complicaciones en cada uno de los pacientes.

El doctor Carlos Sáenz, secretario general del Minsa, expresó que una de las prioridades del gobierno es garantizar una vida saludable para los pacientes crónicos. Actualmente en el mapa de padecimientos se cuenta con medio millón de nicaragüenses con enfermedades crónicas no transmisibles.

Las medidas que estamos tomando son la prevención y la detección temprana de estos casos, lo cual nos permite iniciar el tratamiento lo cual aumenta las probabilidades de darle un nivel de vida prolongada, además, hemos dispuesto de capacitación, formación continua al personal de salud en distintos tipos de patologías para atender de mejor manera a los pacientes”, destacó.

En Nicaragua las enfermedades crónicas no transmisibles más comunes son la hipertensión, diabetes, asma bronquial, enfermedades reumáticas, las que son atendidas en las unidades de salud por un equipo de especialistas.

El doctor Pastor Ñurinda, expresó que el congreso les permite fortalecer sus experiencias enfocadas en el modelo de salud comunitario, así como un mejor abordable de las enfermedades crónicas.

De esta manera alcanzamos un mayor nivel de abordaje de los pacientes, sobre todo en aquellos que ya están dentro del rango de adultos mayores. Atendemos enfermedades como diabetes y Parkinson, entre otras”, subrayó.