El arte, la cultura y la música sirvieron de plataformas para expresar el rechazo a las agresiones continúas que sufren los pueblos soberanos de América Latina; que no se venden, ni se rinden jamás.

La murga ha pasado a ser en los últimos años una práctica de la cultura popular, en la cual se manifiestan todo tipo de temáticas, como: social, política, ideológica o simbólica.

Desde lo más profundo de la tierra charrúa, este año, en época del carnaval, nace un canto de rebeldía y resistencia: Los Pueblos Originarios.

La murga “La Gran Muñeca” fue la encargada de cerrar la primera ronda del Concurso Oficial de Carnaval de Uruguay 2020, el pasado domingo 17 de febrero; realizado en los escenarios del  Barrio Sur y Palermo, en la ciudad de Montevideo.

"Este es nuestro lugar y tenemos que cuidarlo, nadie nos podrá callar, suena fuerte nuestro canto", dice una de las estrofas de la canción que critica de forma burlesca y artística al imperialismo y sus aliados.

La canción hace alusión a los pueblos de Latinoamérica que siguen en pie de lucha ante los ataques del opresor.

Con un impresionante marco de hermosas Wiphalas, la murga de “La Gran Muñeca" concluyó su presentación.

Este Carnaval Uruguayo, es transmitido en todo el país por televisión abierta; el evento comienza durante los últimos días de enero, y continúa en todo febrero, convirtiéndolo en uno de los más largos a nivel mundial.

La murga uruguaya surgió en los carnavales de Montevideo, a finales del siglo XIX, bajo la influencia de las murgas de Cádiz (España); estas se realizaban durante las festividades.

La presentación está dividida en tres partes:

La primera es el saludo, que generalmente está dedicado al tema del carnaval, la segunda es un cuplé, es decir, un popurrí orientado a uno o varios temas (esta parte es donde el grupo desarrolla su creatividad) y por último la despedida, en la que también se puede abordar un tema o bien retomar el inicial.

Los rostros pintados, los trajes vistosos, la musicalidad y los gestos corporales, son los componentes elementales que contiene la murga. Esta expresión artística ha trascendido fronteras desde sus inicios, llegando a países como Chile, Argentina, Panamá, Colombia, y otros países de Latinoamérica.