El Presidente de la República, comandante Daniel Ortega Saavedra, y la Coordinadora del Consejo de Comunicación y Ciudadanía, compañera Rosario Murillo, recibieron la noche de este sábado al Presidente de la República Bolivariana de Venezuela, Nicolás Maduro, quien arribó a Nicaragua para ratificar los lazos de amistad, comercio y cooperación entre ambas naciones.

El presidente venezolano llegó a Nicaragua al frente de una delegación de alto nivel, de la cual también forma su esposa, la Primera Combatiente, Cilia Flores, y el Canciller de ese país, Elías Jaua.

El Comandante-Presidente Daniel expresó la alegría de tener de visita en Nicaragua a Maduro y su delegación, la cual viene a ratificar los compromisos de seguir batallando por la libertad, la justicia y la soberanía, así como también para ratificar la unidad de los pueblos latinoamericanos y caribeños y de los pueblos que forman parte del Alba y Petrocaribe.

“Recibimos con alegría esta noche esta delegación del glorioso pueblo bolivariano de la hermana República de Venezuela. Ellos representan toda una historia de lucha por la justicia, por la libertad, por la paz, y aquí el Compañero-Presidente Nicolás Maduro, Cilia, su compañera, su esposa, y todos los compañeros venezolanos que le acompañan son los hijos de Bolívar, los hijos de Chávez, que vienen aquí a la tierra de Sandino a ratificar lo que es nuestro compromiso de seguir batallando por la libertad, por la justicia, por la soberanía y sobre todo por la unidad de los pueblos latinoamericanos y caribeños, y en particular de los pueblos que nos incorporamos a ese proyecto histórico que nació del genio de Fidel (Castro), del genio de Chávez, que es el Alba y que es Petrocaribe”, expresó Daniel.

“Bienvenido, querido hermano Nicolás Maduro, a tu tierra, a esta tierra de Sandino, a esta tierra de Carlos Fonseca, a esta tierra de Rubén Darío”, subrayó el mandatario nicaragüense.

Venir a Nicaragua es recordar a Chávez

Por su parte el mandatario bolivariano indicó que su visita constituye el fortalecimiento y ratificación de los acuerdos de cooperación, hermandad y solidaridad entre los pueblos y gobiernos de Venezuela y Nicaragua.

“Venir a Nicaragua es recordar a Hugo Chávez, en estos años y su amor por Sandino, su amor por el Frente Sandinista de Liberación Nacional, su amor profundo por el Comandante Daniel Ortega, por Rosario (Murillo), por el pueblo de Nicaragua”, dijo Maduro minutos después de pisar tierra nicaragüense.

Recordó que Chávez cuando vino a Nicaragua el 10 de enero del 2007 para participar de la toma de posesión del Comandante Daniel Ortega venia feliz, “yo lo recuerdo, parecía un niño lleno de felicidad, aquel 10 de enero del 2007”.

También recordó las reuniones de esos momentos cuando Nicaragua se incorporó a la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (ALBA) el 11 de enero del 2007.

“También recordaba ahora cuando bajábamos del avión, aquella noche del 28 de junio del año 2009, luego de los sucesos del Golpe de Estado contra Mel Zelaya (en Honduras), una noche calurosa, aquí aterrizaron los presidentes del Grupo de Río, del ALBA, de UNASUR, aquí llegó toda América Latina a Managua esa noche y la mañana del 29 de junio y la reacción contundente, democrática de toda América Latina”, historió Maduro.

Agregó que desde esas fechas a la actualidad Managua se ha llenado de historia heroica, democrática y de construcción de una nueva América Latina.

“Venimos a fortalecer nuestros lazos bilaterales, nuestros lazos energéticos a ratificarlos, a fortalecerlos, ampliarlos, nuestra cooperación en el campo comercial, energético, financiero, social, productivo, a construir un mapa de cooperación bilateral superior al que hemos tenido hasta el día de hoy, a construir un mapa político entre nuestras juventudes, nuestras fuerzas políticas, nuestras fuerzas sociales, un mapa cultural entre nuestros músicos, nuestros poetas, un mapa de cooperación profundamente humano, como es el ALBA”, indicó.

Sostuvo que el ALBA en esencia es una alianza humana y social para la felicidad de los pueblos, en la que se busca la prosperidad económica, no para la acumulación del capital trasnacional, sino para el bienestar social de los pueblos y de esa manera tenga salud, educación, derecho a la alimentación, a la vida y a un techo decente.

“Por eso hemos roto con los esquemas del liberalismo, desde el ALBA hemos construido una alternativa, una alianza para la felicidad, la paz y la democracia verdadera”, señaló.

Agregó que dentro de pocas semanas se realizará en Managua la VIII Cumbre de Jefes de Estado de Petrocaribe, para poner en funcionamiento la Zona Económica de Petrocaribe, que es otro gran paso que tiene la marca amorosa del Presidente Hugo Chávez, quien asumió la política como redención de los pueblos, como verdad, como pureza, como realización de las bandera de los libertadores.

“El rumbo, el camino en América Latina hacia su liberación pasa por Managua, pasa por Nicaragua, pasa por Caracas, pasa por La Habana, pasa por el ALBA, pasa por Petrocaribe”, concluyó Maduro.