Promotoría Solidaria entrega Viviendas Solidarias en barrio San Judas

Friday 13 de January 2012 | Erving Sánchez Rizo
Cada una de las casas fue construida a lo largo de una semana, después que miembros del Poder Ciudadano del sector del barrio donde viven, dieron a conocer a la Promotoría Solidaria la situación en que estaban habitando estas familias, no solo porque cada vivienda estaba en ruinas, sino porque también vivían aglomerados.

La entrega e inauguración de estas casas solidarias fue acompañada de fiestas, piñatas, payasos y con juegos populares de niños y niñas, lo cual fue llevado por la Promotoría para alegrar el ambiente aún más de la que ya sentían las familias favorecidas.

Al respecto, Guadalupe del Socorro Mejía, una de las favorecidas con una nueva casa solidaria, queda ubicada del ceibo de San Judas, dos cuadras abajo y dos al sur, dijo estar feliz por este derecho restituido por parte del Presidente Daniel Ortega y la Compañera Rosario Murillo.

Este derecho restituido le llegó por medio de la Promotoría Solidaria y añadió que a lo largo de 36 años debió estar alquilando y nunca tuvo la oportunidad de tener su casita propia, hasta que le fue entregada por el gobierno del Presidente Daniel Ortega, que dijo, es el único que se acuerda de los pobres.

Gobiernos neoliberales nunca les apoyaron

Destacó que en los 16 años de gobiernos neoliberales, nunca un presidente se acordó de aliviar un poco la situación de las familias más pobres, solo el Frente Sandinista por medio del presidente Daniel Ortega, por lo cual ahora pueden vivir mejor las 12 personas que conviven con ella en la casa mencionada.

Por otra parte Juan José Castillo Corea, cuya casa se encuentra a una cuadra abajo del mercado Roger Deshon de San Judas, explicó que se siente bien porque el Presidente Daniel Ortega le entregó la casa solidaria, donde viven siete personas.

Castillo Corea manifestó que agradece a Dios el haber podido obtener una casa solidaria por medio del comandante Daniel Ortega, lo que vino en el momento adecuado, puesto que su casita se estaba cayendo.

Por su lado también agradeció a Dios y al Presidente Ortega, el compañero Miguel Ángel García Romero, quien es otro favorecido con una casa solidaria que está ubicada en otro sector de San Judas, a media cuadra abajo del Colegio Sor María Romero.

Comentarios